Pasar la ITV de un coche tuneado

Pasar la ITV de un coche tuneado

¿Te gusta personalizar tu coche para que destaque entre un millón? ¿Eres un forofo del tuning?

Pues hay algunos aspectos que deberías tener en cuenta para asegurarte de que puedas pasar la ITV.

Para pasar la ITV sin trampas, cualquier cambio que hagas a tu vehículo tiene que ser homologado por el fabricante para poder obtener un resultado favorable en la inspección.

Si ya has pasado antes por la ITV, ya sabes de qué estamos hablando, pero si te estrenas en el sector sé prudente y ten en cuenta que, para el presupuesto, tienes que contar con el dinero de los cambios y también con el de los permisos para las homologaciones, que suelen ser más costosos que las propias modificaciones.

Infórmate bien en tiendas y webs especializadas antes de tunear tu coche y descarta la instalación de cualquier elemento que sepas que no es legal. Tienes que saber, además, que cada nuevo accesorio o cambio que hagas en tu vehículo supondrá tener que pasar de nuevo por la estación de ITV.

Es decir, cuando quieras personalizar tu vehículo, debes hacer tres desembolsos: la compra del accesorio, la homologación y la validación por parte de la ITV. Lo que, además de dinero, conlleva grandes cantidades de papeleo que, no lo olvides, deberás llevar siempre encima (y resulta imprescindible cuando vayas a pasar la ITV): el certificado del taller, el certificado de laboratorio, el proyecto técnico y la dirección de obra.

Tunea tu coche con la cabeza y no dudes en preguntar a profesionales cualificados antes de hacer cualquier cambio en tu vehículo. ¡Un buen asesoramiento puede ahorrarte mucho dinero!

Photo by Rotorhead